La Entrevista, Numero Cinco

Artemio Lopez, El Segundo Movimiento

“El sujeto peronista no anhela sólo aquello que el Pocho instauró. No es una mera mano ejecutora de la voluntad-del-Pocho. Su deseo a lo largo de la historia devela que no persiste en el tiempo de la alienación. Sino que aquel segundo movimiento que entraña una Separación, es tan necesario porque trae una diferenciación, que no es mera degradación de un punto iniciático desde el cual sólo cabría esperar una serie de sucesivas decepciones y decadencias. Lejos está el sujeto peronista de morir en tales afectos, aunque no desconozca el fluir de aquellos ríos subterráneos”.

SDD: ¿Qué diferencias y qué coincidencias hay entre lo que vos denominás acertadamente el Primer Movimiento y el Segundo Movimiento?
AL: En líneas generales lo que nos une al primer movimiento fue la aparición de Nestor Kirchner; no te olvides que el peronismo en general y hasta la aparición de Nestor se había extraviado en su voluntad transformadora, de hecho se había transformado en el partido del ajuste neoliberal con Menem, y toda la saga que corresponde a esa etapa nefasta del país y del peronismo en particular también. La aparición de Nestor reconcilia la tradición popular democrática de este tercer peronismo o de este peronismo renovado por Nestor Carlos Kirchner con el peronismo Bautismal que inauguraron Peron y Eva Peron; en ese sentido la aparición de Néstor fue muy reivindicatoria del peronismo de transformación social del peronismo inaugural.
SDD En sus palabras “no podemos ser el ala progresista de un partido conservador”
AL: Y claro… vamos a hablar del peronismo y sus renovaciones: una temprana, que terminó con Carlos Menen y una tardía, que terminó vía FREPASO, vía De La Rua; los dos, la segunda de carácter progresista, trajeron a Cavallo a gobernar; evidentemente, el peronismo en sí mismo no alcanza para definir un formato de régimen distinto y es simplemente una forma de reorganizar algunas reivindicaciones pero nosotros no somos eso; somos un movimiento destinado a transformar el régimen político y el modelo de acumulación; claramente las veces que irrumpió el peronismo en la escena política transformó drásticamente no sólo las cuestiones formales, sino también las de contenido. No solo agregó derechos progresistas, de hecho también NCK dice que los progresistas somos nosotros en el sentido que, más allá que la agenda del progresismo tenga una especificidad planteada por otros, los que llevaron adelante realmente la agenda progresista, de segunda y tercera generación, fueron finalmente los peronistas de la mano de la fase que inauguró Néstor y terminó Cristina; en ese sentido la frase de Néstor es, no podemos aplicar políticas neoliberales en lo económico y pretender tener reformas de tercera generación progresistas en lo cultural, lo social; en las demas esferas de la vida política y de la vida en comunidad.
SDD: ¿Seguimos siendo parte hoy de ese Segundo Movimiento o estamos fundando uno nuevo?
AL: La presencia del FdT y el liderazgo organizador de Cristina en términos electorales y políticos le dá la continuidad que requiere esta tercer experiencia electoral después de la que encabezó Néstor y luego Cristina le da continuidad transformadora, pertenencia al espacio que inauguró NCK en el 2003. Creo que estamos claramente transitando el Espacio Transformador que quedó inaugurado aquel 25 de Mayo de 2003 y que se continuó con los dos gobiernos de CFK; yo no tengo dudas que este es un gobierno popular democratico y de la mejor tradición del peronismo renovado por NCK y CFK.
AC: En base al cuento de Isaac Asimov “Sufragio Universal” quería preguntarte ¿Qué se puede y qué no se puede lograr con las encuestas?
AL: Las encuestas son herramientas muy limitadas que colaboran para desplegar algunas campañas políticas electorales o de gestión, pero de ninguna manera reemplazan la visión del líder político, del estadista o del dirigente político sin más. Creo que sus límites son muy estrictos, desde el punto de vista metodológico precisos que requieren una discusión y una revisión sistemática; sobre todo ahora por la expansión de las nuevas formas de comunicación y el retroceso de las viejas formas como la telefónica, que es el formato que sigue dominando la encuestología tradicional. Y desde el punto de vista del quehacer de los datos, del resultado como diagnóstico, la encuesta es muy difícil que pueda captar novedades incipientes; la encuesta son radiografías de tendencias muy consolidadas ya existentes pero no capta novedades. Por ejemplo, ninguna encuesta captó a NCK como novedad en la política tradicional. La encuesta es una herramienta discreta que debe ser utilizada con mucha precisión, racionalidad y no debe ser motivo de descanso de los dirigentes para reemplazar su visión y análisis político.
SDD:¿ Existen vicios metodológicos que lleven a las encuestas de tendencias a tendenciosas?
AL: Todas las encuestas publicadas obedecen a línea editorial del medio. Nadie publica encuestas desfavorables a su línea editorial. Forman parte de la opinión editorial mediática. Deben ser leídas con el mismo espíritu que las columnas de opinión. De la misma manera que uno se planta a leer las columnas editoriales de los analistas políticos, debe plantarse a leer las encuestas sabiendo que están situadas y obedecen a la línea editorial de la publicacion.
SDD: Se arma la triada encuesta – fake news – contenido editorial para polarizar la sociedad. ¿Cómo ves el fenómeno de la militancia 2.0 volcada a desarmar esa tríada, en la militancia en redes como Twitter?
AL: yo creo que las redes tienen un alcance limitado. Twitter es un microclima, uno publica ahí porque hay lectores que pueden reproducir la opinión o tomar los links propuestos que uno considera correcto darlas a conocer y eso es útil para ese tipo de cosas. Twitter está muy transitado por formadores de opinión, periodistas; lo que no puede ser confundido el mundo de las redes con la realidad más llana. No tienen nada que ver. Los sesgos son altísimos. Las opiniones, las tendencias se correlatan muy poco con lo que sucede en el campo de los sectores sociales por fuera de las redes. El que cree que la vida pasa por twitter se equivoca. Ahora forma parte de un dispositivo de comunicación que puede ser utilizado para determinados fines; de ninguna manera reemplaza a la construcción política, a la militancia y a la toma de posición en los gremios, en los territorios, en los sindicatos, en las universidades, en las escuelas. No tiene nada que ver con eso pero si para ejercicios puntuales y específicos de comunicación.
SDD: Luis Yanes dice “militemos la economia, que es también una manera de militar la lucha”
AL: Claro, porque la economía tiene un componente de lucha insoslayable. La economía de un gobierno popular despierta conflictos y resistencias por parte de los grupos de poder que hace pertinente hablar de lucha. Obviamente los marxistas hablan de lucha de clases, nosotros preferimos hablar de disputas o conflictos al interior de los poderes económicos dominantes pero más allá de la denominación; es cierto que se expresan en la economía disputas de sectores sociales con intereses muchas veces contrapuestos…

  1. Enrique Masllorens

    Buena entrevista. Bien editado. Artemio siempre bien.

  2. Enrique Masllorens

    Buena entrevista. Bien editado. Artemio siempre bien

Dejar una respuesta