Los Peronios dicen, Numero Seis

Los Peronios Dicen

En Búsqueda de la Diversidad
@veteranojunior

Empecemos aclarando que jamas una ampliación o protección de derechos será injusta o desproporcionada. En todos los casos vendrá a remediar una anomalía o a cubrir una inexistencia. Se ha establecido que el estado deberá respetar un cupo laboral para personas travestis, transexuales y transgénero. Ésta se suma a normas similares e inclusivas con respecto a cupos mínimos para personas con capacidades especiales, igualdad de género, etc. Nadie duda del avance que representan. Y que ante la ausencia anterior, estos pasos devienen en imprescindibles. Un avance fenomenal.
Sin embargo, no todas las opiniones son unánimemente favorables ni ven con beneplácito su advenimiento. Las voces mas fuertes sostienen que, en nombre de satisfacer una mera cuestión numérica, se podría soslayar o minimizar una seria y verdadera evaluación de de idoneidad y capacidad. La norma que da origen a esta disquisición establece “que las personas travestis, transexuales y transgénero, que reúnan las condiciones de idoneidad, deberán ocupar cargos en en el sector público nacional en una proporción no inferior al 1% del total de cargos”. Este porcentaje de aplica a todas las modalidades de contratación y no se tendrá en cuenta si las personas involucradas han efectuado o no la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen.
Se dificulta esta ley cuando pensamos en el mercado laboral privado como parte de un sistema que reacciona con pasmosa lentitud ante este tipo de avances. Muchas empresas dirigidas x CEOs, Directores, Gerentes y Jefes acostumbrados a regímenes patriarcales y clasistas representan un verdadero desafío para quienes tomaremos la decisión de definir el criterio de búsqueda, selección de personal y definir parámetros de idoneidad. Dicho ésto, pensamos que -tal vez- ha llegado el momento de asumir seriamente el compromiso de involucrar a nuestros dirigentes (todos) en la naturalización de conceptos que modifiquen viejas estructuras. Pero que sea EN SERIO y no solo porque lo indique (y obligue) la legislación como si fuera un trámite burocrático.
En varios países se está implementado el Currículum ciego o anónimo. Con ferviente defensores y no menos enjundiosos detractores. María Viver, directora de la Fundación Randstad y responsable de RSE en España, cuenta que éstos CV son válidos en una fase inicial, pero que conforme avanza el proceso de selección es necesario conocer a los postulantes para ver si encaja en el proyecto y en el contexto empresarial y ahí es donde la “perfección” del CV ciego comienza a perder eficacia ante la mirada subjetiva de las personas. Por eso afirma “Para evitar la discriminación hay que educar en igualdad y respeto a la diversidad, trabajar esta sensibilidad con los intervinientes en los procesos de selección para evitar los sesgos inconscientes y que imperen los criterios objetivos de reconocimiento del talento, aptitudes y actitudes necesarias para cubrir el perfil que se necesite” (Nota de Brenda Valverde, “El País”, 13/03/2018).
Este es el mejor y mas claro aporte con el que puedo cerrar este breve y caótico abanico de ideas. Buenas tardes
Daniel – especialista en seleccion de personal

Historia del Call Center
La Perra Intelectual

Empezó con pocas expectativas, pero algo es algo. Al tiempo ya le gustaba: tanto podía ayudar a un cliente a resolver problemas con su conexión a internet como vender un rallador para callos.
Se divertía cuando la agencia tenía un contrato con algún grupo político, deportivo o religioso, porque su tarea era escribir mensajes provocadores en redes sociales o foros. Los clientes variaban con frecuencia, por lo que muchas veces se encontraba molestando a aquellos que había defendido con virulencia la semana anterior. En ocasiones le tocaba molestar una y otra vez a clientes morosos de cualquier firma, bajo apercibimiento de “enviar su caso al departamento judicial”. En algún caso, vendió electrodomésticos desatinados y también los compró, en parte por su atractivo precio y en parte para inflar sus ventas.
La economía del país sufrió un relativo deterioro, pero no perdió el trabajo gracias a su destreza y aplicación. Sin embargo, la rutina sufrió algunos avatares. El achicamiento del personal multiplicó sus tareas y el salario se depreció. Siguió escribiendo mensajes políticos de tinte opositor o de férrea defensa del Gobierno. Una vez se sorprendió en un hilo de charla discutiendo consigo mismo.
Cierta tarde, el dueño de la agencia le dijo que ya no podía mantenerla abierta y le ofreció hacerse cargo de la cartera de clientes y trabajar desde su hogar, desvinculado laboralmente de su hasta entonces patrón, pero conservando su trabajo en forma autónoma. Aceptó.
Cada vez costaba más mantener sus pequeños caprichos, e incluso le costaba ponerse al día con algunas cuentas, por lo que tuvo que hacer algunos recortes en sus gastos habituales. Se quedaba trabajando hasta bien tarde, evitaba gastar en transporte y sólo tenía encendidas la computadora y la luz del comedor.
Un día estaba llamando a un cliente moroso de una empresa de televisión por cable y su teléfono comenzó a vibrar. Atendió y del otro lado, su propia voz le recordó que la factura estaba impaga. Sonrió nerviosamente.
Sonó el chat: una rubia simpática lo invitaba a sumarse a un grupo “amplio de miras”. Recordó el avatar: lo había elegido él mismo, pero estaba algo angustiado y le siguió el juego al perfil falso.
Quedaron en volver a chatear al otro día. Estaba pensando en la blonda dama virtual cuando recibió una amenaza por mensaje directo. Era el marido de la rubia. Conocía el texto de la amenaza, por supuesto, la había repetido una y mil veces para desalentar a foristas que participaban activamente en páginas y cobraban más notoriedad de la que los sitios pretendían asignarles.
Sabía que se trataba de ese tipo porque él había participado, cuando se abrió esa cuenta, en la elección del nombre: “Rubén Sorbero”; especulaban con el equívoco para obtener muchos contactos.
Al mismo tiempo le llegó un mail de un tal R. P. Sorbero intimándolo a pagar las dos cuotas adeudadas a Credilindo, bajo apercibimiento de “enviar su caso al departamento judicial”.
Visiblemente alterado –si alguien hubiera podido verlo, claro está- escribió el mail que le faltaba para terminar la jornada, un reclamo por una factura impaga del proveedor de internet.
De inmediato entró un correo en su bandeja: “Señor X, el departamento de cobranzas de Credilindo…”
Tipió con ira:
“SEÑORES DE CREDILINDO, YA ME COMUNIQUÉ CON USTEDES PARA AVISARLES QUE ESTE MES TENGO UN PEQUEÑO RETRASO Y A LA BREVEDAD ME PONDRÉ AL DÍA. ATENTAMENTE SEÑOR X”.
Al apretar el botón de “enviar” la pantalla quedó en espera… primero un círculo que giraba, blanquecino. Luego un cartel:
“Imposible conectar a internet
Puedes diagnosticar el problema siguiendo estos pasos:
Ve a Inicio > Panel de control > Red e internet > Centro de redes y compartir >
Resolver problemas (abajo) > Conexión a internet” Nunca más se supo de él.
La Perra Intelectual

Refundar la Democracia
www.cuestioncultural.blogspot.com.ar

La Argentina está en medio de una encrucijada. Desde el derrocamiento de Juan Domingo Perón en 1955 los argentinos vivimos en una democracia condicionada.
El gobierno derrocado había surgido de un movimiento militar que se propuso poner fin a la denominada ‘Década infame’ nombre con que el periodista José Luis Torres definió ese período de nuestra historia (Fuente: Cristian Buchrucker, Nacionalismo y peronismo, Bs. As. 1987, Editorial Sudamericana)
Fue una “época caracterizada por el fraude, la corrupción y la entrega del patrimonio nacional” (Norberto Galasso, “La década infame”, Cuadernos para la otra historia)
Luego de las elecciones de 1946, se inicia un período de reconstrucción de la Nación. Se eligió un gobierno que pone el acento en el reconocimiento de la producción y el trabajo de los argentinos, con una noción de comunidad donde prima la solidaridad social. Adquiere un acentuado protagonismo la clase trabajadora y el Estado como articulador de la justicia social. Con la familia como eje central, donde la vejez y la niñez surgen como los sectores más protegidos.
Este andamiaje jurídico y legal queda institucionalizado en la Constitución Nacional de 1949, con un articulado especial para la protección de la familia, la niñez y la vejez. En Europa se denominó Estado de bienestar el período que nació luego de la segunda guerra, con la ayuda del Plan Marshall que ayudó a su reconstrucción. En Argentina se llamó justicia social.
El intento de asesinato y luego el golpe de estado contra Perón, no fue sólo contra una persona, sino contra el modelo de país que supo construir. Además debemos tener en cuenta que los intereses británicos en particular, siempre tuvieron a nuestra América y a Argentina dentro de sus planes coloniales.
Precisamente esos intereses son los que condicionan nuestra democracia desde 1955.
Hay dos hechos que son incontrastables: 1- el aval de la Corte Suprema de Justicia a los golpes contra gobiernos constitucionales; 2- borraron de la memoria institucional la Constitución Nacional de 1949. No figura en la placa que ostenta el Congreso Nacional, que menciona cada una de las Leyes Magnas, menos la de 1949.
El golpe de 1930 que destituyó a Hipólito Yrigoyen fue avalado por la Corte Suprema de Justicia. Lo que sentó jurisprudencia para legitimar todos los golpes posteriores, 1955, 1966, 1976.
Cada uno de los golpes mencionados fue para favorecer intereses ajenos a los de la Nación, con un condimento especial: destruir al peronismo y lo que representa históricamente como defensor de la independencia económica, la soberanía política y la justicia social.
La figura de Perón y por ende el peronismo, se ganaron el odio del colonialismo (británico y estadounidense) nunca perdonaron que Juan Domingo Perón no se uniera a los aliados en la segunda guerra mundial. Y el posterior reparto de sus áreas de influencia.
La aparición del Covid-19 produjo un cataclismo en las estructuras sobre las que se fundó el capitalismo financiero en el mundo.
Vuelvo al razonamiento inicial donde planteo que los argentinos estamos en una encrucijada. Cruce que nos puso en una situación similar a la que encontró Perón en 1943.
¿Por qué afirmo esto? Porque Mauricio Macri después de 4 años de gobierno dejó un país al borde del abismo.
Instalaron en complicidad con el periodismo corporativo el mundo de la pos verdad, que al decir del sociólogo francés Michel Wieviorka “es una relación entre actores que mienten y otros a quienes les gusta escuchar mentiras”.
Sin darnos cuenta, los argentinos sufrimos un trascendente cambio en la manera de relacionarnos con la realidad que nos cuentan.
Quizás en la vorágine cotidiana y gracias al bombardeo sistemático y abrumador de hechos que nos fueron presentando, no percibimos claramente cómo nos afectó.
Tal vez los ejemplos que pongo a consideración, al analizarlos uno a uno con detenimiento nos permitan desentrañar la madeja discursiva con que nos contaron un pasado que no es el que vivimos. Nos disfrazaron el presente y nos prometieron un futuro que no se condice con los hechos que generan las políticas aplicadas:
1- El cierre masivo de empresas “hace aumentar la producción y la inversión extranjera”, nos dicen;
2- Los multitudinarios despidos “traen como consecuencia la felicidad y el apoyo de la mayoría de los despedidos”;
3- La estigmatización de la oposición, del peronismo, de la presidenta mandato cumplido, de los pueblos originarios, “está logrando la unidad y el diálogo entre los argentinos”;
4- El multimillonario endeudamiento “provoca el sostenimiento de todos los programas sociales que tienen que ver con derechos humanos, PAMI, Conectar Igualdad, construcción de escuelas, los subsidios y planes para personas con discapacidad”;
5- “El aguerrido combate a la corrupción” logró: a) el blanqueo del dinero depositado en cuentas en el exterior, de familiares de funcionarios que no trajeron esas divisas al país, b) la proliferación de cuentas en paraísos fiscales de casi todo el elenco de gobierno, en especial del presidente, su familia y amigos, c) la casi certeza de que en un futuro muy próximo Argentina misma será un paraíso fiscal (para no padecer la incomodidad de tener que fugar el dinero del país);
6- La “Justicia Independiente” ha logrado que ninguna de las denuncias ni procesos contra el presidente, sus amigos, testaferros, socios y familiares prosperen en ningún juzgado; mientras persiguen sin pruebas a la presidenta mandato cumplido;
7- El mismo “afán de Justicia Independiente” ha separado, amenazado con separar o enjuiciado a cuanto fiscal o juez que “no nos represente” como dijo el presidente;
8- La “libertad de opinión” ha logrado que casi no queden voces opositoras al neoliberalismo en horarios de mayor audiencia,
9- La importación indiscriminada “está favoreciendo a la industria nacional”,
10- La concentración mediática facilita que no tengamos que preocuparnos por pensar por nosotros mismos, ni pensar en otra cosa que no sea lo que se emite por sus infinitos canales de manipulación,
11- Lo que algunos llaman fraude electoral, es para que no nos estresemos esperando ese esquivo resultado, como sucedió en 2015.
Es a todas luces un desquicio por donde se lo mire.
Por esto se hace imprescindible dar un giro de 180 grados. Tenemos que refundar la institucionalidad de la Nación.

Daniel Mojica
Escritor Miembro de COMUNA
www.cuestioncultural.blogspot.com.ar
Columnista político de «Tejiendo Redes» Radio Gráfica

Dejar una respuesta